One minute confessions

SIN ESPERANZAS


Tenía ojos negros azabache, profundo de mirada, de apariencia triste, pequeños y hundidos, nariz perfilada, cabellos negros y barba perfecta, manos suaves al igual que sus labios, como algodón mojado que pareciera derretirse al tocarlos.

Tez blanca pálida y cuerpo bien formado, delgado, esbelto.

No decía muchas cosas, pero lo que decía jamás era en vano… tratándose de un ser completamente abstraído, cualquier cosa era de esperarse.

Con él conocí el valor del silencio y comprendí que la vida en sí no tiene sentido, cuando no esperamos nada de ella.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s