One minute confessions

El regreso de un punto de vista…


Había dejado de escribir pero no lo había olvidado, las palabras se escurrían de mis manos como temerosas de quedar plasmadas para siempre en un lugar donde ya no son pensamientos, donde quedan expuestas, a los demás, a sus percepciones… y sus interpretaciones…

Pero han vuelto a mi… y ahora yo las hago esclavas, pero libres al mundo…

y se llama La Forma…

Qué es la forma? si no un sin número de características que se hacen una…

cómo la identificamos, si cada ocaso, en su forma, sigue siendo ocaso…

Es precisamente la forma lo que permanece… con tonalidades que podrán variar para degustar diferentes colores, que estarán débilmente dependientes del entorno… y de sí misma.

 

Precisamente porque nos es tan ajena la forma, la respeto…

la forma de las cosas, de las personas, de sus ideas que en sí mismas, sólo complementan su propia existencia…

La forma de la vela… que como quiera nos da su propia razón, la luz…

Lo que tu pienses de la forma, basada en mi propia forma me importará muy poco…es tu forma… lo respeto…

La forma es la propia libertad de convertir lo que somos en algo grande o algo obtuso, y la forma es al final sólo un flajelo de lo que llevamos con nosotros mismos…

Yo sumo mis formas… ellas me hacen lo que soy… una sola forma que va acorde a mi pensar, ser y actuar…

Y mi forma, no tiene mucho que ver con los resultados que he obtenido… ellos… serán siempre rastro de mi humanidad, que en ocasiones me han llevado a la gloria y en otras me han hecho crecer…

La forma, de un paso, de tu caminar, delata no lo que eres, pero a veces de lo que careces

La forma de sonreír, de mirar… delata únicamente lo que tu mismo dejas expulsar…

Lo que tienes dentro… ni tu forma misma, puede revelarlo!

Advertisements