Barely there

Yo no quiero ser aceptada por todo el mundo…


Yo no quiero ser aceptada por todo el mundo… quiero despertarme cada dia satisfecha de los días que me preceden, entusiasmada de los días que me acontecen, feliz por las cosas que en ellos me adornan… pero.. yo no quiero ser aceptada por todo el mundo, no quiero que todos los que me miran de cerca o de lejos están de acuerdo con mi forma de caminar (literal y figuradamente), no quiero que los que me miran piensen que me conocen, y que basado en ello me juzguen de acuerdo a sus ideales… es más, tampoco me interesa si me juzgan… pero no que por ello necesiten que yo cambie para encajar en sus ideales.

Yo no quiero ser aceptada por todo el mundo, ni siquiera por la mayoría, porque no son mayoría los que yo elijo en mi vida, a compartir mis alegrías, mis luchas, mis ideas… yo no soy mayoría tampoco.

Yo no quiero ser un lienzo al que todos se sientan en derecho de pintar con sus preceptos… yo tengo mis propios colores y mi lienzo es mi arte y mi responsabilidad… inclusive con los tonos negros que me adornan… es en mi vida que celebraré mis triunfos y mis cadenas… y es a mi vida a la única que le debo eso.

Con esto no digo que no acepto las criticas constructivas donde de antemano me aceptan, y me ofertan sus formas de pensar, A BUENAHORA… de ello se puede crecer mucho, lejos de ser enunciados imperativos que esperan que acoja y ejecute sin el más mínimo sentido crítico de quien tiene un cerebro, piensa, y es libre de elegir.

Yo no quiero ser aceptada por el mundo que me rodea; me basta con quienes se sientan a gusto conmigo permanezcan cerca… así mismo como yo elijo de quien mantenerme cerca… de quienes recibo nutrición intelectual, espiritual y personal y que conscientemente elijo entre los míos, lejos de ser casualidad de la vida, yo tengo el derecho de la elección, y este derecho lo ejecuto permanentemente de forma natural.

Y yo no quiero que tu tampoco quieras ser aceptado por todo el mundo… verás: Cada dia que transcurre tienes más poder de decepcionarte a ti mismo más de lo que puedes decepcionar al mundo en la búsqueda de encajar perfectamente con las ideas de “quien debes ser”….

Te darás cuenta que el 100% de toda tu vida, tu eres el único que está siempre contigo… que tus soledades y tus multitudes te pertenecen… que los demás podrán disfrutarte, si te valoran, unas horas al día, a la semana o al mes, pero que tu eres el único que tiene el poder de hacer de tu vida y de ti mismo una causa miserable.

Yo no quiero ser aceptada por todo el mundo… Dios me libre… solo quiero asegurarme de ser una pequeña nota discordante en medio de todo el pesimismo del mundo con un poco de optimismo, en medio de toda la monotonía con un poco de sueño y en medio de toda la tragedia con un poco de luz… y si tu lo recibes… aleluya… si no eres capaz de recibirlo, no te juzgo tampoco… es probable que nuestros caminos no se parecen y por tanto no permanecerán mucho tiempo juntos…

Yo solo quiero ser aceptada por mi misma… que cuando me toque el dia, no me queden penas de vida en mi lecho de muerte, que cuando tenga que despedirme de mi vida, no tenga dentro de mi la agonía de haberme desperdiciado tratando de ser aceptada por todo el mundo, con mi autoestima en un vaso de plástico esperando que el algodón del mundo me permita ser germinada… yo solo quiero asegurarme de vivir intensamente todos mis días; de llorar cuando quiero hacerlo, de amar cuando me adornan las oportunidades; de gritar, de preocuparme y de celebrar con todo… sin que ello me marque de ninguna forma más que de vida misma… que nadie vivirá por mi.

Advertisements